IDIOMA
    Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

 

 

Nota publicada por la Prensa Libre

30/ 05/2014

Tras una iniciativa nacida desde el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan), ayer representantes del sector municipal, del Ministerio de Ambiente, de Vivienda y de Agricultura se reunieron con el fin de construir una agenda común para resolver el entrabado proceso de desarrollar planes reguladores. Por ello, acordaron crear una Comisión Interinstitucional que se encargue de este tema.

Dicha Comisión estará integrada por un representante de Mideplan (el cual trabajará como facilitador-coordinador), un funcionario del Minae (Senara-Setena), Mivah (INVU) y el sector municipal (ANAI-UNGL); esta tendría un plazo no menor de seis meses para dar un informe. Además, se realizaría una realimentación con sectores agrícolas y turísticos, entre otros.

La ministra de Planificación, Olga Marta Sánchez, reconoció que la inquietud de encontrar una solución al “calvario” de los planes reguladores emergió a raíz de las observaciones que le realizaron, en distintas audiencias, la Asociación Nacional de Alcaldes e Intendentes (ANAI), funcionarios de las municipalidades de Desamparados y Barva.

“Se hicieron algunos señalamientos de cuáles podrían las líneas de solución, no obstante, ahora lo que corresponde es que sean las jerarquías mismas las que pongan como punto relevante este asunto. La reunión concluyó con un compromiso del Ministro de Vivienda y mi persona de enviar una nota a nuestro colega, al ministro Édgar Gutiérrez (Ambiente) y a las demás instituciones que participan en el proceso. Esto con el fin de conformar una Comisión al más alto nivel, que haga un planteamiento integral de cómo resolver la problemática que enfrentamos y que haya una hoja de ruta clara de lo que se debe transitar para sacar planes reguladores”, mencionó.

Sánchez informó que se dieron cuatro observaciones coincidentes de las cuales podría partir la mueva Comisión Interinstitucional de Planes Reguladores. También mencionó que se consideraron las variables de los Índices de Fragilidad Ambiental (IFA) con el fin de hacerlos accesibles, sin dejar de lado la protección del ambiente.

Como segundo punto, enumeró los estudios hidrológicos, para que estos no se lleven a cabo de forma fragmentada por cantón, sino a nivel regional.

Ese fue uno de los puntos que el sector municipal aplaudió, pues realizar estos análisis devenga varios millones de colones.

“El reconocimiento por parte de los ministros de Estado de que los temas de los planes de ordenamiento territorial y reguladores están parados me parece fundamental. Vamos a establecer una hoja de ruta y hay voluntad política para hacer las transformaciones necesarias. Un reconocimiento importante fue que se dijera que los estudios hidrológicos se deban hacer por parte de Senara de forma regional y no cada municipalidad, porque eso no tiene ninguna lógica y creo lo mismo con los IFA, donde se habló en qué escala se va a trabajar”, dijo el vicepresidente de la ANAI, Gilberto Monge.

Como tercer punto, Sánchez señaló “la asesoría y acompañamiento a las municipalidades, con el fin de que sepan el procedimiento a seguir para realizar un plan regulador y su importancia”.

Un cuarto elemento analizado en la reunión de ayer fue la necesidad de que los planes reguladores no se circunscriban a espacios meramente urbanos, y más bien integren áreas de producción agrícolas y zonas turísticas.

En este punto, el ministro de Vivienda, Rosendo Pujol, comentó que la cooperación de las instituciones competentes es de vital importancia para acabar con la “parálisis” en que se encuentran los planes reguladores.

“En realidad, el tema de la invasión de desarrollos urbanos en medio de tierras agrícolas tiene un enorme impacto negativo en cuanto al pago de impuestos por parte de los agricultores, hay un transitorio que no va a desaparecer y creemos que hay que defender las tierras agrícolas de este país mediante regulaciones. Por ello, debemos tener claro que los planes reguladores no pueden regular el uso de suelo agrícola –eso le corresponde a otra gente–, pero sí pueden decir qué zona puede permanecer siendo agrícola; o sea, no podemos prohibir la piña como cultivo, pero sí se puede decir que esta zona es agrícola y que no puede ser invadida por desarrollos urbanos. Es marcar la cancha en un sentido macro”, explicó Pujol.

La ministra Sánchez agregó en este tema que en las zonas costeras también se incluirá el criterio del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para las áreas destinadas para el desarrollo turístico.

 

{jcomments on}

primi sui motori con e-max