IDIOMA
    Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Cambio Climatico Logos

  • * Proyecto supera una inversión de $1,5 millones, entre cooperación española y contrapartida local.
  • * Motores monofásicos para biogás, fortalecimiento de laboratorio de biodigestión y primera planta para tratamiento del rastrojo de piña, principales logros en el ámbito de la mitigación.
  • * En el ámbito de la adaptación destacan la elaboración de escenarios climáticos al nivel nacional y mapas de riesgo climático para los cantones de Liberia, Carrillo, Matina y Talamanca.

Cambio Climatico Mesa PrincipalEl Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Energía, sus dependencias Dirección de Cambio Climático e Instituto Meteorológico Nacional; y el Instituto Costarricense de Electricidad presentaron el pasado 28 de agosto los resultados del Proyecto “Apoyo al Programa Nacional de Cambio Climático en Costa Rica”, el cual ha contado con la colaboración y financiamiento de la Cooperación Española (AECID).

Como parte del trabajo multisectorial que propone este proyecto se contó también con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, así como la Universidad de Costa Rica y el sector privado.

La iniciativa cuenta con dos componentes de trabajo: mitigación (aprovechamiento de los residuos agrícolas orgánicos para la producción de energía; y adaptación (vulnerabilidad y riesgo: actualización de escenarios climáticos).

La sostenibilidad ambiental y más recientemente la lucha contra el cambio climático, son esfuerzos compartidos con los países latinoamericanos que España, en el marco de su política de cooperación internacional, apoya de forma decidida en la última década. Este proyecto, que se ejecuta desde el año 2014, ha contado con una inversión total de $1,5 millones, de la cual $840 mil fueron donados por la AECID y $664 mil corresponden a la contraparte local.

El Embajador del Gobierno de España, Jesús María Rodríguez-Andía y Parada, recordó que “la Cooperación Española trabaja desde 1988 con Costa Rica, fortaleciendo las políticas públicas y el desarrollo del país… España seguirá apostando por continuar esta colaboración en los próximos años y la hemos centrado en la sostenibilidad ambiental y la lucha contra el cambio climático; las intervenciones en esta temática han llegado a abarcar el 90% de los recursos que la Cooperación Española destina a Costa Rica”.

La Viceministra de Planificación, María del Pilar Garrido Gonzalo, expresó que este proyecto tiene gran relevancia al contribuir con la consecución de compromisos nacionales e internacionales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en materia de cambio climático; y destacó que se ha logrado involucrar a las comunidades, sector privado, academia y otros actores, de la mano con la Cooperación Española y a las instituciones nacionales involucradas en la consecución de los productos de este proyecto.

En tanto, Irene Cañas, Viceministra de Energía del MINAE, manifestó: “Hemos venido trabajando con la Agencia de Cooperación española en varios temas que tienen que ver con el cambio climático, principalmente resultados que tiene que ver con el aprovechamiento de la biomasa, investigaciones que se han realizado con los restos de la piña, de tal forma que se le pueda dar un manejo más sostenible y aprovechar estos dos elementos para generar energías limpias”.

Por su parte, el gerente de Electricidad del ICE, Luis Pacheco, destacó entre los logros del proyecto la adquisición de motores monofásicos para biogás interconectados a la red eléctrica, en beneficio de los pequeños prod uctores, así como la construcción de la primera planta para tratamiento del rastrojo de piña. Además, mencionó la capacitación a más de 200 personas en tecnología de biodigestión en todo el país y la participación de 150 en la elaboración de plan de acciones de mitigación.

Cambio Climatico Asistentes

Juan Carlos Fallas Sojo, Director del Instituto Metereológico Nacional, concluyó el evento exhortando a la población a sacar provecho de los resultados del proyecto “esperamos que la información que hoy se ha presentado sea un instrumento de planificación útil para todo el país, porque queda claro que la aplicación de esta información, en particular los escenarios climáticos en estos cuatro cantones, da una misión clara de la metodología que hay que aplicar para adaptarlos”.

Principales resultados:

Componente Mitigación:

  • - Construcción, instalación y puesta en marcha de 2 motores generadores monofásicos interconectados a la red para el aprovechamiento del biogás.
  • - Fortalecimiento del laboratorio para el análisis de diferentes sustratos tropicales para la producción de biogás.
  • - Construcción de la primera planta para el aprovechamiento del rastrojo de piña. Incluye plan piloto de generación de energía.
  • - Capacitación a más de 350 personas en biogás y acciones para la mitigación.
  • - Desarrollo de la propuesta “Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas” (NAMA, por sus siglas en inglés), cuyo énfasis es Energía Biomasa Residual.

Está previsto que la segunda etapa del primer componente inicie en 2018 con la aprobación y ejecución de las Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas, con el propósito de contribuir a solucionar el problema ambiental generado por los residuos de piña, el uso de fertilizantes y el arrastre hacia los ríos.

Componente Adaptación:

Incluyó dos subcomponentes: Escenarios climáticos y Evaluación del riesgo frente a eventos hidrometeorológicos extremos en los cantones de Liberia, Carrillo, Matina y Talamanca.

Primer subcomponente: se evaluaron posibles escenarios del clima en el 2030, 2050, 2080 y 2100, de acuerdo con diferentes proyecciones de emisiones a nivel mundial utilizando el modelo regional PRECIS. Las variables meteorológicas temperatura, precipitación, viento, humedad relativa y radiación fueron evaluadas en cada uno de los casos.

Segundo subcomponente: se determinó el riesgo actual ante eventos hidrometeorológicos extremos en los cantones mencionados. Se consideró la vulnerabilidad y la amenaza como las dos variables determinantes del riesgo. La amenaza incluyó eventos extremos lluviosos y secos mientras que para evaluar la vulnerabilidad se consideraron indicadores sociales y ambientales como son edad, vivienda, acceso a agua potable, áreas de protección, entre otros. Como resultado de este proceso se cuenta con mapas de riesgo para cada uno de los cantones evaluados.

Vídeo:

Transmisión de la actividad:

   

 

primi sui motori con e-max
prev
next